Cómo tener pies sanos y bellos.

Problemas más comunes en los pies

Los pies son una zona del cuerpo muy resistente, que raramente presenta dificultades importantes. Sin embargo, es recomendable tener presente que necesitan de mínimos cuidados, más aún teniendo en cuenta que la mayoría de nosotros los tiene como una parte olvidada o postergada.

Cuando se siente dolor en los pies siempre es conveniente consultar al médico, pues las causas pueden ser muy variadas, ya sea desde un golpe a una infección en las uñas. Los hongos son una enfermedad bastante frecuente en los pies. Cuando aparecen en las uñas son muy resistentes. Se pueden presentar por diferentes causas: uso de zapatos muy apretados o incorrecta ventilación del calzado, no lavarse ni secarse bien los pies, contaminación al pisar descalzo lugares como clubes deportivos, o utilización de instrumental sin esterilizar correctamente en el pedícura.
Hay que estar alertas cuando vemos un aumento del grosor en las uñas, un cambio de color o mal olor.

Podemos ayudar a nuestros pies haciéndoles ejercicio, por ejemplo, al estar sentados o acostados, levantar un poco las piernas para favorecer la circulación.

Otros inconvenientes

Hongos: Aparecen por estar mucho tiempo con los pies descalzos. El calor y la humedad constituyen el ambiente perfecto para su desarrollo. Esta enfermedad puede verse como un enrojecimiento, resequedad, ampollas y caída de la piel. Es importante mantener los pies limpios y secos, y usar talco para evitar la humedad.

Piel seca: Se ve como una irritación. Debemos usar jabón suave y crema hidratante en piernas y pies todos los días.

Callos y durezas: Son resultado de la fricción de los huesos del pie contra el zapato. Si se presentan es bueno consultar al médico. Tratarse uno mismo sin diagnóstico profesional puede ser perjudicial.

Verrugas: Crecimiento de la piel causado por virus. Se pueden propagar y ser dolorosas, en este caso consultar al médico.

Juanetes: Aparecen cuando los huesos del dedo pulgar no articulan como debieran y se hinchan. El médico va a definir la seriedad del caso, en algunos puede llegar a la intervención quirúrgica.

Uñas encarnadas: A veces, por no cortar bien las uñas, éstas pueden dañar la piel. Se deberá cortar la parte de la uña que actúa como injuria para la piel, permitiendo sanar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo tener pies sanos y bellos., te sugerimos que visites nuestra sección Belleza y Estética.

Esta nota te fue útil?

24 valoraciones. El 63% dice que es útil.