Cómo elegir el tipo de Cera Depilatoria más conveniente

Como elegir el tipo de cera para depilar

Entre los métodos depilatorios, la cera quizás sea el más famoso, tradicional, y hasta el más elegido por hombres y mujeres. Sin embargo, no todos los tipos de ceras son iguales, y cada una tiene sus propios detalles, ventajas y desventajas, que entran en juego a la hora de elegir entre uno y otro.

A grandes rasgos, podemos distinguir las ceras entre calientes, frías y tibias.

Ceras depilatorias calientes. Propiedades y ventajas.

Las ceras depilatorias calientes son aquellas que, para su utilización, deben ser calentadas y derretidas a casi 40°C mediante diversos métodos (baño María, microondas y otros). Luego, se aplican sobre la piel y se retiran en un movimiento constante al enfriarse.

Si bien es un tipo de cera muy efectivo, debido a su eficacia para adherirse a los vellos y retirarlos, hay que tener en cuenta que la piel debe estar en óptimas condiciones (sin heridas ni lesiones), debe ser resistente a esta alta temperatura, estar limpia, libre de grasas, sudor, productos cosméticos u otros, y además, muy seca, ya que cualquier humedad sobre la piel podría hacer que la cera haga un daño grave.

Ceras depilatorias tibias. Propiedades y ventajas.

Las ceras depilatorias tibias, por su parte, no contienen ceras de abeja (a diferencia de otros tipos). Según sea la presentación elegida, pueden ser aplicadas directamente, sin calentar, con sistemas de rodillos, espátulas u otros, y luego se retiran con papeles o tiras de tela, al igual que la cera caliente.

Hay muchos que descreen de estos sistemas, ya que la falta de calor no provoca la apertura de poros, pudiendo ser un poco más dolorosa y menos efectiva en vellos rebeldes que la cera caliente. Es un método muy higiénico, ya que es completamente descartable, y en su uso personal y hogareño puede resultar más económico.

Ceras depilatorias frías. Propiedades y ventajas.

Por último, las ceras depilatorias frías poseen compuestos que se aplican directamente sobre la piel, luciendo la consistencia de una miel. Para ser retiradas, se utilizan papeles depilatorios u otros elementos similares, extrayendo el vello a contrapelo como en los demás sistemas mencionados.

Este tipo de cera debe ser aplicado sólo en pieles resistentes, en buenas condiciones y bien limpias, ya que poseen una adherencia diferente. No se recomienda su uso en zonas como el rostro o la ingle, por tal motivo, tampoco debería ser utilizada por quienes tengan baja resistencia al dolor o en zonas demasiado velludas, ya que al ser un método frío, no hay dilatación de los poros, haciendo una extracción un poco más dolorosa. Sin embargo, por lo general se trata de un método más económico e higiénico, por ser completamente descartable.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo elegir el tipo de Cera Depilatoria más conveniente, te sugerimos que visites nuestra sección Belleza y Estética.

Esta nota te fue útil?

37 valoraciones. El 78% dice que es útil.