Cómo blanquear las uñas con limón

Uñas sensacionales con sólo usar limón

Si eres fumador (o fumadora), si sueles pintar tus uñas, si el trajín de las actividades diarias ha dejado tus uñas un tanto amarillentas, blancuzcas, debilitadas y poco vistosas, te recomendamos un truco muy sencillo y efectivo para fortalecerlas y limpiarlas, dejándolas renovadas y llenas de salud. Usaremos limón para dejar nuestras uñas sensacionales.

El limón es un antiséptico natural por demás efectivo. También es un efectivo quitagrasas, quitasarros, y un blanqueador para casi cualquier tipo de superficies, incluyendo las uñas.

Limpieza de uñas con limón

Para hacer una limpieza de nuestras uñas con limón, exprime media unidad (o un limón pequeño) para extraer todo su zumo. Agrega agua limpia a temperatura de ambiente, para aumentar el volumen del líquido, y colócalo dentro de un contenedor pequeño y algo profundo, donde puedas sumergir las uñas por completo. Déjalas allí por unos tres a cinco minutos, para luego secar con papel tissue cuidadosamente. Puedes enjuagar con agua si lo prefieres. Haz esta operación tres veces por semana durante las primeras dos semanas, luego con una a dos veces bastará.

Otra manera de limpiar y blanquear las uñas es más simple aún; corta una rodaja de limón de aproximadamente un centímetro de ancho, en cuartos, es decir, un corte horizontal y uno vertical. Toma uno de estos trozos y comienza a frotar tus uñas, una a una, cubriendo en su totalidad con un frote suave pero certero. Pasa también la pulpa y células del limón por la piel que rodea a las uñas, y hasta por los dedos si lo prefieres. Deja actuar por unos dos a tres minutos y enjuaga con agua clara, secando luego con papel tissue delicadamente.

Uñas más fuertes con limón y leche

Una buena solución para las uñas frágiles y quebradizas es usar el limón junto con un poco de leche común. La leche, rica en calcio, fortifica las uñas, al tiempo que el zumo de limón las blanquea. Sólo mezcla leche a temperatura de ambiente con un poco de zumo de limón en un cuenco pequeño y algo profundo, y remoja allí dentro las uñas (sumergiéndolas por completo) por tres a cinco minutos. Deja secar al aire o seca con un papel tissue, suavemente, aclarando con agua templada.

Finaliza cualquier tratamiento aplicando una crema nutritiva especialmente formulada para uñas, de preferencia fortificadora, para que luzcan espléndidas y estén más saludables y fuertes.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo blanquear las uñas con limón, te sugerimos que visites nuestra sección Belleza y Estética.

Esta nota te fue útil?

38 valoraciones. El 95% dice que es útil.