Cómo Alisar el Cabello con Keratina

¿Qué es la Keratina?

La keratina es una proteína producida por nuestro organismo y por cualquier organismo animal, que se acumula en zonas como las uñas, el cabello, y en algunos animales en cuernos, plumas y lanas. Es la responsable de dar dureza y consistencia a estas partes, biológicamente con fines defensivos y de protección.

En nuestro cuerpo, la keratina es la responsable de tener uñas fuertes y resistentes, y de lucir un cabello elástico, brillante, fuerte y con buena resistencia a la torsión. La falta de keratina propicia la caída del cabello, su debilitamiento, y también hace que tengamos uñas quebradizas y de aspecto opaco, más blandas que lo habitual.

¿Cómo es el tratamiento de keratina para alisar el cabello?

La keratina puede usarse para alisar el cabello, tanto en el salón de belleza como en casa. La metodología es bastante simple: se lavan los cabellos para liberarlos de cualquier grasa y suciedad, se aplica cuidadosamente la keratina mechón por mechón, se deja secar (y absorber) y luego se peina o plancha el cabello. El resultado es una melena brillante, de mejor cuerpo, libre de frizz, lacia y prolija.

Antiguamente, los tratamientos de alisado del cabello con keratina incluían un buen aporte de formol, sustancia dañina en contacto con la piel y las mucosas (ojos, nariz y otras). Hoy se ha avanzado y logrado un producto de keratina mucho más gentil con el cuerpo entero, que recubre delicadamente nuestros cabellos y los deja sensacionales.

Aunque este tratamiento (conocido como "alisado brasilero") puede hacerse en casa, es recomendable siempre que lo haga un profesional experimentado, pues lo mejor (como con cualquier producto, por inocuo que sea) es no respirar los posibles gases y vapores, evitar el contacto con los ojos y la piel, además de que un par de manos extra puede darte un mejor resultado.

Cómo alisar el cabello con keratina en casa

Si aún así te animas a hacer el tratamiento de alisado con keratina en casa, debes conseguir un buen shampoo y acondicionador que logre eliminar absolutamente la grasa del cuero cabelludo, las células muertas y la suciedad. Es mejor hacer un tratamiento de reparación unos días antes, para cerrar los poros del cabello y mejorar su aspecto en general, evitando que tenga zonas resquebrajadas o rugosas que podrían alterar el resultado.

Luego de lavar bien el cabello y secarlo con toalla, se debe aplicar la keratina con cuidado (asegúrate de que sea libre de formol), ayudándote de un pincel de tintura y un peine, y evitando que entre en contacto directo con tu piel o tus ojos. Hazlo siempre en un sitio bien ventilado.

Tras aplicar la keratina, deja actuar hasta que seque por su cuenta. Esto puede demorar bastante. Procura dejar el cabello quieto y bien estirado mientras dejas que el producto actúe.

Una vez seco el cabello, plánchalo. Aquí es donde te recomendamos hacerlo en el salón o con la ayuda de alguna amiga, pues el planchado debe ser más que prolijo.

El alisado con keratina en el salón puede ser mucho más costoso en lo económico, pero los resultados son mejores y, además, el tratamiento durará de dos a cuatro meses, contra los 30 a 45 días que dura el realizado en casa.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo Alisar el Cabello con Keratina, te sugerimos que visites nuestra sección Belleza y Estética.

Esta nota te fue útil?

73 valoraciones. El 93% dice que es útil.