Cómo hacer Glicerina Casera

¿Qué es la glicerina?

Seguramente has oído hablar de la glicerina, útil en muchos preparados y artesanías, como humectante y lubricante, y más que seguro como componente de los jabones más delicados y gentiles con tu piel.

La glicerina es un líquido más bien dulce y espeso, algo gelatinoso, que soporta bien la temperatura sin deshacerse. Este producto es hidrosoluble, es decir, que se disuelve en agua o en alcohol, aunque no en aceite, pues sus densidades diferentes hacen que se separen.

¿Para qué sirve la glicerina?

Los usos de la glicerina son muy variados. Se la utiliza en cosmética por su suavidad, gentileza, y por su capacidad de absorber la humedad del aire y retener la humedad de la piel. Sin embargo, esta cualidad sólo se aprovecha en compuestos de glicerina rebajada, pues la glicerina pura es altamente deshidratante, y puede tomar la humedad de tu piel y provocar una ampolla. Pero, si lo que buscas es un compuesto aromático para absorber la humedad de roperos, placares o de los ambientes, la glicerina será lo que necesitas.

Cómo hacer glicerina en casa

Antiguamente, la glicerina se obtenía calentando y disolviendo jabón de glicerina, para decantar el subproducto y filtrar para reservar. Es un procedimiento sencillo, aunque laborioso y prolongado. Si quieres obtener glicerina en casa, la técnica más sencilla es partir de grasa animal e hidróxido de sodio, un producto algo peligroso para el trabajo. Te recomendamos usar gafas y guantes de seguridad, y trabajar en un ambiente ventilado, sin niños ni mascotas.

Mezcla la grasa animal en una solución concentrada de hidróxido de sodio, para integrar, y lleva al fuego moderado por aproximadamente una hora. Con el hervor, los productos se integrarán y luego separarán, quedando por un lado el jabón de base y por otro lado la glicerina pura. Ve retirando el jabón con espumadera o colador, o bien haz una decantación de la mezcla, y así obtendrás glicerina en estado puro, que puedes utilizar en diversas elaboraciones.

Cómo usar la glicerina en higiene

Con el compuesto de glicerina se puede hacer jabones. Para ello, disuelve 50 gramos de bicarbonato de sodio en 125 cc. de agua destilada, y reserva. Aparte, disuelve 115 grs. de azúcar común en 95 cc. de agua. Reserva.
En un contenedor espacioso, mezcla 150 grs. de aceite de coco con 90 gramos de polvo de hueso de palma, y 60 gramos de aceite de ricino. Incorpora bien, y agrega 60 gramos de glicerina común mezclada en 250 gramos de alcohol fino. Incorpora y agrega los dos preparados que has reservado. Mezcla bien y coloca en un pote de cierre hermético o en moldes para dejar ventilar y hacer bloques, y ya tienes tu glicerina vegetal lista.

Hacer pasta dental con glicerina

Para hacer una pasta de dientes con glicerina necesitarás una cucharada de sal, seis cucharadas de bicarbonato de sodio, aceite esencial de menta (o del sabor que prefieras), y glicerina.

Para elaborarla, debes triturar la sal tan fina como puedas a través de un mortero o un molinillo fino. Mezcla con el bicarbonato de sodio (una parte de sal por seis de bicarbonato de sodio) en un recipiente adecuado y cómodo, y agrega unas gotas de aceite de menta para obtener una pasta suave. Mezcla con glicerina hasta obtener la consistencia deseada, y ya tienes lista tu crema de higiene dental.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer Glicerina Casera, te sugerimos que visites nuestra sección Belleza y Estética.

Esta nota te fue útil?

180 valoraciones. El 73% dice que es útil.