Cómo cuidar las uñas quebradizas

¿Por que las uñas se tornan quebradizas?

Las uñas pueden tornarse quebradizas y más frágiles por muchos motivos. El exceso del uso de limas gruesas, el uso incorrecto de estos elementos de belleza, la falta de hidratación y la mala alimentación son, quizás, las más comunes entre las posibles causas.

Si eres de los que sufren de constantes quebraduras o astillados en tus uñas, no te pierdas estos consejos para cuidarlas, mantenerlas, y lucirlas a lo largo del año, siempre impecables.

Alimentación e hidratación

En lo que respecta a la alimentación, la carencia de un correcto aporte de vitaminas y minerales, como el calcio, pueden debilitar las uñas, haciéndolas más propensas a quiebres. Para contrarrestarlo, puedes consumir muchas frutas y verduras frescas y sin cocción, así como aprovechar complejos vitamínicos y alimentos enriquecidos en calcio.

También la falta de hidratación del cuerpo puede ser simplemente solucionada, bebiendo suficientes líquidos a lo largo del día. No confundas el consumo de agua con la exposición: quienes pasan mucho tiempo con las uñas sumergidas en agua son incluso más propensos a sufrir debilidad y deshidratación en dedos y uñas.

También la constante exposición a materiales corrosivos y algunos agentes de limpieza debilita las uñas. Por ello, procura realizar las labores de limpieza con guantes protectores, y al finalizar lava tus manos y uñas con jabón neutro, secándolas bien y aplicando cremas hidratantes para cuidar de tus manos.

Consejos para fortificar las uñas

En las tiendas de belleza podrás adquirir, por bajo costo, productos endurecedores y fortificadores para uñas quebradizas. Se los aplica tal y como cualquier barniz de uñas, con las manos limpias y libres de otros barnices. Luego de aplicar, deja secar bien y pinta con el barniz de elección por encima, para proteger y fijar el producto.

Si eres propensa a sufrir quiebres en las uñas, procura mantenerlas cortas mientras llevas a cabo un tratamiento que las fortalezca. Esto te permitirá minimizar las causas de quiebres, astillas y estrías, mientras tus uñas van creciendo sanas y fuertes. También límalas con cuidado, arrastrando la lima suave en perpendicular al espesor de la uña y nunca por encima, pues las dejarías delgadas y propensas a quebraduras.

Al limpiar tus uñas, evita los quitaesmaltes o solventes de barniz de uña con acetona, ya que este elemento (aunque es muy efectivo para quitar los colores) las debilita en toda su superficie, incluyendo la base de nacimiento.

Si notaras que tus uñas quebradizas, además, poseen hongos o manchas, consulta con tu médico y con tu dermatólogo, pues estos podrían ser indicadores de otras condiciones médicas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cuidar las uñas quebradizas, te sugerimos que visites nuestra sección Belleza y Estética.

Esta nota te fue útil?

43 valoraciones. El 91% dice que es útil.