Cómo cuidar las manos resecas

¿Por qué se resecan las manos?

Las manos son la parte de nuestro cuerpo que más usamos. Son nuestras herramientas para hacer las tareas de todos lo días. Las exponemos al calor, al frío y a agentes perjudiciales para ellas, como detergentes, desinfectantes, antiguazas, etc.

Estos agentes provocan grietas y lastimaduras en manos poco cuidadas, que no solo las afean y dan la sensación de estar ásperas o resecas, sino que también pueden molestar a tal grado que nos dificultaría realizar hasta la tarea más sencilla, como lavarnos las manos.

Cómo cuidar las manos ásperas y resecas

Cuando nuestras manos ya se encuentran resecas y agrietadas, hay que actuar de inmediato. Con estos consejos podrás devolverle a tus manos su lozanía y suavidad original.

  • En un recipiente coloca media taza de salvado en copos y agrega 500 cc de agua hirviendo. Deja reposar esta mezcla por 12 horas. Luego, procede a colar y añade 4 cucharadas de vinagre de manzana. Aplica esta loción todos los días y pronto notarás los cambios.
  • Coloca agua templada dentro de un bol, agrega 4 cucharadas de salvado de avena, y 1 de aceite de oliva o almendras. Introduce las manos en esta mezcla por unos 10 minutos y luego sécalas con cuidado con una toalla suave. Notarás una sensación muy agradable al retirarlas.
  • Si tus manos se encuentran muy enrojecidas, lávalas con un jabón neutro y luego úntalas con una mezcla formada por una crema oleosa (aceitosa), y azúcar. Masajea suavemente y enjuaga con agua templada.

Si mantienes la piel de tus manos hidratadas evitarás estos problemas. Ten en cuenta que las manos son el espejo del alma.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cuidar las manos resecas, te sugerimos que visites nuestra sección Belleza y Estética.

Esta nota te fue útil?

88 valoraciones. El 80% dice que es útil.