Cómo hacer un Jabón Casero para el Acné

Receta de jabón casero contra el acné

El acné es una de las condiciones de la piel más habituales en jóvenes adolescentes, aunque no es exclusivo de ellos ya que niños y adultos por igual quedan a merced de la aparición de estos feos síntomas.

En nuestro portal tenemos muchas técnicas caseras para combatir el acné, pero en esta nota atacaremos el problema desde otra perspectiva: a través de jabones artesanales. Esta será una forma más natural de combatir y prevenir el acné, utilizando este jabón natural hecho en casa con altas propiedades exfoliantes y astringentes, que limpian tu piel, permiten la regeneración celular, y ayudan a eliminar los granos y síntomas de esta condición.

Ingredientes para hacer un jabón para el acné

Para realizar el jabón artesanal anti-acné, necesitarás una olla grande y otra de menor tamaño (de acero inoxidable), una espátula de plástico o madera, rallador para jabón, moldes de silicona para jabones, vaselina líquida y un hisopo de algodón, estos dos últimos para humectar los moldes.

En lo que respecta a ingredientes, utilizaremos una barra de jabón base de glicerina (neutro), 20 gotas de esencia de árbol de té, un puñado de flores secas de lavanda y una cucharada de azufre.

Cómo hacer un jabón artesanal contra el acné

Comienza por colocar agua del grifo en la olla grande, sobre la que colocarás a baño María la más pequeña. Ralla la pastilla del jabón base de glicerina y llévala a la olla para derretirla. Otra opción es utilizar el microondas, calentando en tandas de 30 segundos a baja potencia.

Una vez derretida la glicerina de base, agrega una cucharada grande de azufre, las flores de lavanda (enteras o trituradas) y las gotas de esencia de árbol de té. Mezcla bien, revolviendo con la espátula para integrar a la perfección los elementos. Retira del calor y humecta los moldes elegidos, ya sea con vaselina líquida o con unas gotas de aceite esencial de árbol de té. Esto facilitará el proceso de desmoldado.

Vierte el preparado en los moldes y deja entibiar un poco. Luego, lleva a la nevera y deja allí hasta que solidifique. Cuando notes el jabón sólido, desmolda y permite que finalice su proceso de secado en la nevera, por uno o dos días.

Conserva estos jabones para el acné envueltos en papel manteca de cocina, en un sitio fresco y oscuro (incluso dentro de la nevera) hasta el momento de usar. Si haces varias pastillas de menor tamaño, siempre tendrás a mano este sensacional jabón que eliminará las impurezas y el exceso de grasas de tu piel, ya sea del rostro o del cuerpo.
Utiliza el jabón en tu ducha diaria y, en pocos días, eliminarás el molesto acné, previniendo su nueva aparición y mejorando tu aspecto de manera natural, sin químicos ni ácidos que atentan contra la tersura de tu piel.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer un Jabón Casero para el Acné, te sugerimos que visites nuestra sección Belleza y Estética.

Esta nota te fue útil?

21 valoraciones. El 81% dice que es útil.