Cómo preparar una Crema hidratante para Piel Grasa

Cremas hidratantes para piel grasa hechas en casa

Las pieles grasas se caracterizan por un exceso de sebo, granitos, espinillas, puntos negros y un notorio brillo, y esta piel grasosa no necesariamente es una piel hidratada, por que la grasa no tiene propiedades nutritivas ni hidratantes.

Para evitar estos molestos y poco estéticos efectos, y al mismo tiempo hidratar profundamente podemos hacer uso de estas magníficas cremas hidratantes caseras que dejarán la piel radiante, bella, saludable y sin esa acumulación de grasa.

La mayoría de los ingredientes los encontrará en la nevera o la alacena de su casa, y el resto puede adquirirlos en herbolarios, tiendas de cosmética artesanal o farmacias.

  • Crema hidratante natural de pepinos
    En un recipiente colocar 10ml de jugo de pepino, una cucharada de manteca de cacao y otra de cera de abeja.
    Poner el recipiente en baño maría hasta disolver y mezclar todo. Luego agregar tres gotas de esencia de melisa previamente diluidas en 5 cucharadas de agua destilada.
    Batir bien hasta espesar, y una vez fría la mezcla envasa en un frasco de vidrio con tapa.
    Aplicar por la mañana y la noche después de limpiar y tonificar la piel.
    Esta crema hidratante para piel grasa se puede guardar en la heladera algunos días.
  • Crema humectante de miel para pieles grasas
    Colocar en un pequeño bol una cucharada de miel y dos cucharadas de agua tibia y mezclar bien. Luego agregar cuatro cucharadas de glicerina y terminar de mezclar todo hasta que quede perfectamente homogéneo.
    Aplicar día de por medio, ayudándose con un algodón, sobre el rostro y luego de unos minutos quitar con agua.
  • Crema hidratante natural para piel grasa
    Derretir 50 gramos de Lanolina en un recipiente en baño María removiendo constantemente hasta que esté bien liquida. En ese momento agregar, revolviendo continuamente, media taza de agua de rosas. Continuar así dos minutos y retirar del fuego.
    Ahora incorporar 2 gramos de alcohol cetílico rayado, siempre revolviendo. Cuando todos los ingredientes estén bien mezclados se puede guardar en un frasco limpio.
    Aplicar esta crema con ayuda de un algodón sobre el rostro, dejar unos minutos y luego retirar el excedente con un algodón humedecido en agua fresca.
    Esta crema hidratante casera es ideal para preparar una buena cantidad y tener siempre a mano ya que se puede guardarla en la nevera varios días.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo preparar una Crema Casera hidratante para Piel Grasa, te sugerimos que visites nuestra sección Belleza y Estética.

Esta nota te fue útil?

101 valoraciones. El 70% dice que es útil.