Cómo cuidar y evitar los labios resecos

¿Por qué se resecan los labios?

La deshidratación y la falta de cuidados producen en nuestros labios una sequedad que se manifiesta a través de grietas tirantes y antiestéticas, acabando con toda la sensualidad que éstos pueden inspirar.

Obviamente, lo primero que tenemos que hacer es cambiar los hábitos que producen este problema, como por ejemplo morderse los labios, lamerlos continuamente con la lengua, o respirar por la boca.

Además, los labios se agrietan por el frío, el viento, una exposición prolongada al sol sin protector, beber poca agua, o por falta de vitamina A, entre otras causas.

Veamos algunos trucos que te ayudarán a reducir las molestias de los labios resecos y agrietados.

Consejos para cuidar los labios resecos

  • Pinta los labios con frecuencia. La mayoría de los labiales contienen fórmulas que evitan que se agrieten, y poseen vitaminas y ácidos grasos esenciales.
  • Evita el uso de los lápices indelebles porque tienden a resecar más la piel.
  • Usa humectantes que tengan protector solar.
  • Usa protector labial y renuévalo cada tanto, por ejemplo, luego de beber.
  • Por la noche, puedes usar cremas para el contorno de los labios o manteca de cacao. Con esta costumbre, tus labios amanecerán hidratados.
  • Si ya los tienes agrietados, puedes curarlos extendiendo sobre ellos una fina capa de miel varias veces al día. Otra opción es usar vaselina.
  • No olvides secar siempre los labios luego de beber agua.

Prueba el remedio más adecuado para tu caso, pero si aún así tus labios siguen resecos por un tiempo prolongado, no dudes en consultar con tu médico.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cuidar y evitar los labios resecos, te sugerimos que visites nuestra sección Belleza y Estética.

Esta nota te fue útil?

117 valoraciones. El 79% dice que es útil.